Как выбрать внешний диск. Внешний жесткий диск как выбрать самый подходящий. Какой внешний диск выбрать. Какой принтер выбрать. Какой выбрать лазерный принтер сегодня. Какой цветной принтер выбрать. Готовые программы на java. Изучаем java с нуля быстро. Как начать программировать на java. Бесплатные игры для планшетов android. Качественный samsung android планшет. Планшет android цена. Отдых в турции отели. Самый лучший отдых в турции. Отдых в турции отели цены. Wow дк гайд. Лучший wow фрост дк гайд. Wow дк танк гайд. Рабочие программы на языке python. Изучаем python с нуля. Язык python для начинающих. Бесплатые плагины для Joomla. Скачать joomla плагины бесплатно. Где скачать самые последние плагины на joomla.

El Hebreo, el lenguaje espiritual

 

…’ciertamente, que les ha sido confiada la Palabra de Dios.  Romanos 3:2

 

Por David Ison y Rubén Berra.
 
 
Mucha de la confusión existente en el entendimiento de las Escrituras, es el desconocimiento del texto, y el significado de las palabras, en su idioma original, el idioma Hebreo.
 
 Dios usó la riqueza del lenguaje Hebreo para hablar al corazón de Su pueblo a través de los profetas, y la Palabra inspirada en las Sagradas Escrituras. El lenguaje Hebreo habla al corazón primeramente, y después a la mente. Esta es la ecuación de fe en Hebreos 11:1.
 
 En cualquier idioma, palabras sueltas se combinan para formar frases, y frases en oraciones, las que trasmiten nuestros pensamientos. En el Hebreo bíblico sucede lo mismo con la característica que las palabras guardan un significado espiritual único, que transmiten pensamientos que rebozan en significado y profundidad.
 
Las palabras hebreas, en especial los nombres propios, guardan un significado espiritual.Veamos este ejemplo de la geneología de Adán a Noé expuesto en Génesis 5, repetido en 1 Crónicas 1, y posteriormente en Lucas 3:23 - 38. (Los cuadros solo se pueden reproducirse con el permiso del autor, o que en la impresión claramente salga los derechos a la Academia en Investigaciones Creacionistas.)

Este ejemplo es importantísimo, pues está hablando del protoevangelio en una forma que no podemos dudar de la transparencia y profundidad espiritual, profética, y teológica, intrínseca al idioma hebreo.

 
El lenguaje Hebreo también forma actitudes mentales características a través de experiencias, educación, etc., esto es, el paradigma de la vida del pueblo de Dios. Mientras que el Latin, Griego, y otros idiomas de occidente como el Inglés, Español, Francés, etc. tienden a separar matices en el significado de palabras e ideas, el Hebreo tiene la maravillosa y notable habilidad de describir la conexión que existe entre las palabras y las ideas. Concerniente a la mentalidad que sostienen los lenguajes occidentales, el Greco-Romano es un ejemplo claro de la inclinación linguística a la descripción de matices de una palabra. Por ejemplo, en el análisis bíblico de la palabra ‘amor’, tres son las connotaciones a esta palabra, los que vemos con gran interés, que la seccionan en diferentes aspectos, facetas, o tipos de amor. Eros, el amor físico de la unión matrimonial; Phileo, el amor fraternal, y el Agape que se refiere a la forma de amor más grande y perfecto, el que se origina en Dios mismo. Este ha sido el concepto tradicional.
 
Pero existe el otro concepto, el concepto del la lengua hebrea y su paradigma, que no secciona ni divide el significado de esta palabra. Este concepto está basado en su raíz rica en espiritualidad y que, por tanto, nos lleva a su verdadero significado. El ignorar este significado en nuestro pensamiento teológico, nos desviaría de entender plenamente la verdad de Dios implícita en Su palabra escrita. Analicemos el siguiente ejemplo:

Este versículo nos revela el verdadero significado de la palabra “amor” sin diseccionarla. En el hebreo, no existen matices diferentes como en el Griego; simplemente que Dios es amor, y yo voy a amar a mi projimo (phileo), y a mi conyuge (eros), con el amor de Dios, no con los matices de un amor en mis fuerzas. Entre paréntesis, es importante resaltar que ese es el fracaso de los matrimonios y de las familias, que no se ama en el amor de Dios, sino en el amor de los matices humanos. La Escritura no soporta tales separaciones.
 
Es por eso que no se puede entender plenamente el pasaje donde Cristo es cuestionado acerca del mayor de los mandamientos, el amor, debido a que estamos impuestos a separar, a seccionar la palabra amor por nuestro pensamiento filosófico , y no teológico.
 
 Vale la pena mencionar, por tanto, que esto mismo sucede al querer entender la historia del hombre y el universo, desviados del verdadero significado expresado en la Palabra bíblica.
 
 Debido a nuestra inclinación mental, tenemos problemas de entender lo que la Escritura nos dice. En relación a la Creación en seis días, existe amplia razón en creer lo que está escrito en un 100%, pero es nuestra forma de pensar deformada la que nos hace  dudar. Leyendo el texto en Hebreo, nosotros no podemos dudar de lo que dice, porque al hacer esto, destruimos y negamos no sólo el propósito de Dios en la Creación, sino la misma Palabra. Esto tiene una repercusión trascendental, ya que al hacer esto, vamos en contra a la Autoridad de la Palabra de Dios y Su esencia eterna.
 
 Pregunta: ¿Por qué no podemos ver la verdad de las Escrituras más facilmente ahora que tenemos mayor conocimiento, que en generaciones pasadas? En verdad es un dilema entender que con todo el conocimiento adquirido hasta ahora, parece ser que nuestro entendimiento ha disminuído. La respuesta a este dilema descansa en la calidad, no en la cantidad, de la información que obtenemos, esto es, el tipo de información. Esto viene con nuestro conocimiento del Hebreo. Sin él, nuestro conocimiento será superficial.
 
 Actualmente, la profundidad del significado espiritual del pensamiento y lenguaje Hebreo delineado en las Escrituras, lo han reducido a conceptos ligeros tales como, ‘aludir’ o ‘sugerir’. Hablando en forma de alusiones o insinuaciones a la verdad, ¿podríamos acaso confirmar la habilidad del texto Hebreo de llevar a la verdad absoluta? ¿Cómo alguien puede llegar a una verdad profunda y absoluta a través de sugerencias o alusiones? ¡Esto es imposible!
 
 La verdad revelada en Hebreo viene a través del vocabulario espiritual y su gramática. El hecho es que nuestro lenguaje Greco-Romano prefiere la filosofía sobre la verdad revelada, y por tanto, está deficientemente equipada para poderla manejar. El preferir el pensamiento de Aristóteles, Platón, o Sócrates, no fue una coincidencia histórica sino la consecuencia de nuestra elección de haber preferido el paradigma humano a través de su lenguaje.
 
Quizás ahora podemos entender lo que dice en 1 Coríntios 1:22

Por que los judíos piden señal, y los griegos buscan sabiduría...

El hebreo es un lenguaje visual, es por eso que “el judio pide señales”. Por otro lado, el Griego busca sabiduría. Es muy interesante notar el significado de la palabra sabiduría. Sabiduría en Griego esta definida como sofía, que significa conocimiento, en particular conocimiento terrenal, que es la raíz del pensamiento humanista. Filosofia es amor al conocimiento humano, que desgraciadamente se ha rebelado a la sabiduría, y al conocimiento de Dios. Dios nunca insinúa la verdad. Siendo la Santidad esencia de Su carácter y el sublime propósito de Sus acciones, no podría superficialmente insinuar lo trascendente que hay en Su corazón.
 
 Entonces, ¿por qué nuestra cultura occidental ha perdido el tiempo y esfuerzo haciendo ‘investigaciones’ bíblicas basados en sugerencias y alusiones? El llamar las preciosas perlas de la verdad de Dios ‘alusiones’, y enseñar a otros hacer lo mismo, desacreditan y corrompen el pensamiento implícito en el idoma Hebreo. Implica también el no querer comprometerse al verdadero y trascendente significado del lenguaje Hebreo bíblico dado por Dios, y la forma de pensamiento que éste forma.
 
No podemos contaminar el pensamiento de Dios con “sabiduría” humana. 1 Corintios 2:5 claramente establece que, ‘vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios’. Por lo tanto, todo pensamiento de milliones de años, “sabiduría humana”, no cabe en el pensamiento ni plan original de Dios para su Creación. 2 Corintios 10:5 dice: ‘Derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia de Cristo’ .