Los Ateos se resisten a la cruz

Dos días después de los ataques terroristas del 11 de Septiembre 2001, en el World Trade Center en la ciudad de Nueva York, un trabajador involucrado en la tarea de limpiar los escombros hizo un descubrimiento interesante: una cruz metálica de diez toneladas de peso y diecisiete pies de altura que emergía de debajo de los escombros. Este símbolo de la cruz se volvió una señal de esperanza para muchos de los involucrados en las mismas actividades de limpieza y rescate en medio de la devastación. Pero esta cruz puede quedar excluida del museo en el Memorial 9/11 si los ateístas se salen con la suya. El grupo “American Atheists” ha impuesto una demanda para lograr este fin (1).

 

Este tipo de demandas típicamente se acogen en el argumento de la separación de la iglesia y el estado, sin embargo esta exposición no está fundada por el gobierno. Está claro que el problema principal con los ateos no es la Constitución de los Estados Unidos sino la ofensa que la cruz les representa a todos aquellos que rechazan la muerte del Señor Jesucristo por todos los pecadores y rebeldes contra Dios y Su Palabra.

 

  1. P. Cohen, “Sept. 11 Museum Seeks Dismissal of Lawsuit”. New York Times, Agosto 17, 2012, New York Edition, página C2.

 

Tomado de Answers Magazine, Vol 8, No. 1. Enero-Marzo 2013. Página 12.