Купить новостройку с отделкой. Где купить однокомнатную квартиру в новостройке? Купить новостройку недорого. Оценка стоимости недвижимости. Какая рыночная оценка недвижимости? Принципы оценки недвижимости. Теплый пол своими руками. Как сделать теплый пол в доме. Монтаж водяного теплого пола. Не включается ноутбук. Скажите почему не включается ноутбук. Ноутбук включается и сразу выключается. Быстрый кредит наличными. Где быстро взять кредит без справок. Оформить быстрый кредит. Топ wow сервера. Где скачать последний клиент wow? Самый лучший сервера world of warcraft. Ленточная пилорама цена. Ленточная пилорама своими руками чертежи. Скачать чертежи ленточной пилорамы. Аренда квартир без посредников. Длительная аренда квартир без посредников и прочих. Аренда однокомнатной квартиры.

La Controversia “Génesis”

Adaptado de “The Genesis Controversy”

Henry Morris III. Acts and Facts March 2012. P. 4-5.

 

El libro de Génesis es fascinante. Las narraciones incomparables incluidas en él han cautivado a chicos y grandes desde que se escribió. Académicos han debatido por siglos la información en él contenida, especialmente la autenticidad y validez histórica de sus primeros 11 capítulos. Predicadores han luchado con las implicaciones de lo ahí descrito sobre la vida de los patriarcas. Lectores innumerables se han humillado ante el poder creador de Dios revelado en sus páginas o se han burlado preguntándose cómo una persona racional podría creer semejantes relatos.  Un hecho es claro: El libro de Génesis no deja a sus lectores en una posición neutral.

Las narrativas del Génesis son, por supuesto, mucho más que historias de interés, intriga o meramente informativas. Las palabras de este libro son Escritura inspirada y son el principio fundamental de todo lo que Dios ha hecho a favor de la humanidad. El Génesis es la base para interpretar al mundo desde un punto de vista bíblico. Cualquier persona que lee el libro del Génesis entiende lo que ahí está escrito. Las palabras y frases ahí escritas no son complejas, pero sí requieren de fe dado que ellas manifiestan a un Dios Creador cuyo poder es ilimitado y cuyo conocimiento es infinito y absoluto.

Ni tú ni yo podemos experimentar estas condiciones de poder y conocimiento que Dios tiene, por tanto debemos aceptar (creer) en la existencia de un Dios omnipotente y omnisciente quien es el Creador de todas las cosas, o debemos rechazar la existencia de tal ser y recurrir a nuestra propia experiencia y conocimiento. Cualquier persona, al ser confrontada con tal verdad debe decidir si se rinde al Autor de esa verdad o si rechaza a ambos, a la verdad y a su Autor. No existe ningún punto medio.

No hay ninguna “buena noticia” en la teoría de la Evolución. Sin embargo, sí hay buenas noticias en el poder transformador del evangelio presentado en la Biblia. El mensaje de salvación, describe una transformación eterna de una muerte espiritual y de una naturaleza física corrompida y mortal, a una vida espiritual eterna y perfecta, y un futuro perfecto con nuevos cielos y nueva tierra en donde todos los que sean salvos a través de Jesucristo, vivirán en perfecta santidad por siempre.

Tal salvación debe tener el poder de:

  • Transformar ahora, en esta vida (Romanos 12:1-2).
  • Enriquecer nuestro pensamiento y conducta (2ª Corintios 9:11)
  • Traer paz satisfactoria en toda situación (Hebreos 13:20-21)
  • Cambiar en el futuro nuestro cuerpo mortal por uno inmortal que pueda vivir para siempre con el Creador (1ª Corintios 15:53-54)

Estas son las buenas noticias de la Biblia. El creer por tanto que toda la Escritura es inspirada por Dios para revelar esta verdad es de importancia fundamental.  Sin embargo, algunos llamados “estudiosos” o “eruditos” argumentan que las palabras en Génesis tienen significados diferentes a lo que claramente indica el texto, y diferente al mismo uso que la Escritura les da en otros pasajes (por ejemplo, la palabra “día” queriéndola tomar como “época”). Otros sugieren que el texto de la Biblia y en particular del Génesis deben interpretarse y filtrarse por fuentes y métodos extrabíblicos (por ejemplo, con ideas evolutivas).

El fondo del asunto es una cuestión de autoridad. ¿Es la Biblia confiable o no? Y por tanto, de esta pregunta se deriva la siguiente: ¿es el Autor de la Biblia – Dios – confiable o no? Si la respuesta es afirmativa entonces Dios es la última y soberana autoridad sobre lo que Él ha decidido escribir en este precioso libro que nos ha dejado. En otras palabras, si Dios es el Autor de toda verdad y no de la falsedad, entonces todo el contenido de las Escrituras son deliberadamente y sobrenaturalmente inspiradas, aún en todo lo que se refiere a ciencia. Al ser confrontado con tal posición uno debe creer o rechazar a Dios y a Su Palabra como confiables e infalibles. No hay punto medio.

De la misma manera, cualquier persona que se llame “cristiano” o “cristiana” debe decidir qué constituye su fuente de autoridad: ¿la Biblia, o lo que hoy se autodenomina “ciencia”? ¿El Autor de la Biblia, o los que hoy se llaman “expertos en ciencia” pero que niegan la eficacia de la Palabra? No hay punto medio.

El común denominador entre todos los sistemas de interpretación de la Biblia que crean controversia, o niegan una interpretación literal del relato de Génesis, es el querer elevar los “descubrimientos” del hombre por encima de las palabras de Dios. El ejemplo más elemental de la fe es la autoridad omnipotente y omnisciente de Dios reflejado en Su creación (Hebreos 11:3). El fundamento de lo que se denomina “ciencia moderna” es completamente opuesto al Creador basado en una evolución ateísta y naturalista. El insistir en que la revelación sobrenatural de la Creación debe estar asociada o debe ser interpretada como un proceso puramente evolutivo, es  completamente opuesto a la Escritura (Romanos 1:19-25).

El libro de Génesis – el libro de los principios – es la presentación del Dios omnipotente y omnisciente. Rechazar o alterar cualquier parte de este libro, es minar el entendimiento de Dios y de Su revelación en el resto de la Escritura, al mismo tiempo que disuelve nuestra confianza en el mensaje bíblico  y diluye cualquier esperanza de establecer una relación personal con Él, con el Dios de la Biblia.