Купить новостройку с отделкой. Где купить однокомнатную квартиру в новостройке? Купить новостройку недорого. Оценка стоимости недвижимости. Какая рыночная оценка недвижимости? Принципы оценки недвижимости. Теплый пол своими руками. Как сделать теплый пол в доме. Монтаж водяного теплого пола. Не включается ноутбук. Скажите почему не включается ноутбук. Ноутбук включается и сразу выключается. Быстрый кредит наличными. Где быстро взять кредит без справок. Оформить быстрый кредит. Топ wow сервера. Где скачать последний клиент wow? Самый лучший сервера world of warcraft. Ленточная пилорама цена. Ленточная пилорама своими руками чертежи. Скачать чертежи ленточной пилорамы. Аренда квартир без посредников. Длительная аренда квартир без посредников и прочих. Аренда однокомнатной квартиры.

ALFRED RUSSEL WALLACE
Co-inventor del Darvinismo

por Russell Grigg




Revista Creation 27(4):33-35, Sep-Nov 2005

Alfred Russel Wallace fue un explorador inglés, naturalista, crítico social, y espiritista del siglo 19. No obstante, él es más reconocido por haber formulado una teoría de evolución por selección natural, antes que la planteada por Charles Darwin en su libro El Origen de las Especies.

Nacido en Monmouthshire, Reino Unido, en 1823, Wallace fue educado en la escuela primaria de Hertford hasta la edad de 13 años, cuando tuvo que retirarse debido a problemas económicos familiares. Siendo un lector voraz, los libros de filosofía y racionalismo pronto minaron las pocas enseñanzas religiosas que había absorbido en sus años de adolescencia, cuando era enviado los domingos a la iglesia.

Con respecto a esa asistencia a la iglesia, en 1905 él escribió en su autobiografía: ‘El único efecto que tuvo esto, fue ahondar mi espíritu de escepticismo al no encontrar ningún intento en alguno de los clérigos, para razonar ninguna de las preguntas fundamentales del origen del Cristianismo, y otras religiones. …Para cuando cumplí la edad de 21… yo podría haber sido calificado, en términos modernos, de ‘agnóstico’.¹ Aún en ese entonces, muchas iglesias se negaron o fueron incapaces de defender su fe (1 Pedro 3:15; Judas 3) y derribar argumentos contrarios a la misma (2 Corintios 10;4-5).

A la edad de 21 años, mientras era un empleado temporal del Colegio de Leicester como profesor de Inglés, aritmética, investigación, y redacción, él vio su primera demostración de mesmerismo, y encontró que él también podría inducir a un trance de hipnosis similar en algunos de sus estudiantes. Él se refería a esto como ‘descubrimiento psíquico’. ²


EL Explorador

A mediados de 1840, Wallace leyó ‘Los Principios de Geología’, de Charles Lyell, quién promovía la idea de largas eras en la historia de la tierra, y a Robert Chambers, quién anónimamente publicó ‘ Vestigios de la Historia Natural de la Creación’, en el cual argumentaba en contra de la creación bíblica y promovía la transmutación de especies.

Esto inspiró en él el deseo de coleccionar datos para tratar de encontrar una posible causa de evolución biológica, decidiendo hacer esto en América del Sur después de haber leído otro libro, Un Viaje Sobre el Río Amazonas, por W.H. Edwards.

Desde 1948 hasta 1852 Wallace exploró las regiones del Amazonas medio, y el Río Negro, en América del Sur. Él ascendió por el Río Negro como nadie lo había hecho hasta entonces, y redactó con suficiente exactitud el mapa que se convirtió en el modelo por muchos años. En 1852 un mal de salud hizo que retornase a Inglaterra. El barco navegante en el cual viajaba se incendió y se hundió llevándose con él todos los especimenes que había recolectado. Después de pasar 10 días en un bote salvavidas, fue rescatado por un barco de carga que pasaba, y al fin regresó a su hogar.

Wallace después decidió continuar con su historia natural, recolectando en las islas de Indonesia del Archipiélago de Malay. Allí, desde 1854 hasta 1862, viajó 225,000 km, visitando cada isla importante y recolectando 125,600 especimenes, ³ incluyendo más de mil que resultaron ser nuevos ejemplares para la ciencia. Él se convirtió en la más grande autoridad viviente en la región.4


El ‘co-inventor’ de la evolución por selección natural


En febrero de 1858, en Ternate, una de las islas Molucas, él tuvo la experiencia por la cual se haría muy famoso. Wallace lo describe así: ‘Estaba yo sufriendo de un agudo ataque de fiebre intermitente, y cada día durante el frío y la calentura correspondientes, me obligaban a estar tendido en cama por varias horas…. De pronto, me cruzó por la mente que… el más apto sobreviviría. …Quedé convencido de que yo había descubierto con mucha amplitud, a lo largo de la búsqueda, la ley de la naturaleza que resolvía el problema del origen de las especies. … Esperé con muchas ansias el cese de mi fiebre para así poder volver inmediatamente a hacer mis notas sobre un papel con respecto al tema. Esa misma noche plasmé el tema completamente, y en dos noches sucesivas los escribí cuidadosamente para así poder mandárselo a Darwin (con quien él había empezado una cordial correspondencia desde hacía ya, 2 años). 5

El estudio se tituló ‘Sobre la tendencia de las variedades para separarse indefinidamente del tipo original’. Si Wallace los hubiera enviado a una editorial, tal vez el mundo estaría hoy hablando de Wallace-ismo ¡en vez de Darwin-ismo!

Cuando Darwin lo recibió, él estaba devastado. Lo que él estaba pensando y poniendo en publicaciones por casi toda su vida de trabajo, Wallace lo había hecho, ‘mientras deliraba en el espacio de un par de horas, en el comienzo de un escalofrío y una piscina de sudor’.3

El influyente amigo de Darwin, Charles Lyell y Sir Joseph Hooker, inmediatamente concertaron una presentación colectiva de los papeles de Wallace, un resumen de los ensayos no publicados de Darwin escritos en 1844, además de un resumen de una carta de Darwin en 1857 al botanista Americano Asa Gray, todo para ser leído en la reunión de la Sociedad Linnaean en Julio de 1858.

Esta fue una táctica muy sospechosa, cuando Darwin dijo después que sus contribuciones ‘no tuvieron la intención de ser publicadas, y estaban mal escritas’,6 y que también fueron hechas sin el consentimiento ni la autorización de Wallace. No obstante, esto le aseguró a Darwin una pequeña pero convincente prioridad cronológica. Esto estimuló a Darwin a recopilar y publicar, en noviembre de 1859, su mayor trabajo sobre El Origen de las Especies. Esto también llevó a la gente a pensar que Wallace era un partidario total de todas las doctrinas Darvinianas, que de hecho, no lo era.


EL Espiritista

Para Darwin, el hombre era solo otro animal desarrollado. Wallace, no obstante, creía que la alta capacidad del hombre, como el espíritu humano, la mente, la facultad de poder hablar, el arte, la música, matemáticas, el humor, y moralidad, no podrían surgir por selección natural, ni selección sexual. En un artículo publicado en Abril de 1869 por ‘Quarterly Review’, Wallace escribió:

‘La Selección natural podría solamente dotar al salvaje con un cerebro un poco superior al de un simio, considerando que él actualmente posee uno, pero poco menor que el promedio normal de los miembros de nuestras sociedades conocidas’.7,8 Cuando Darwin leyó esto escribió `NO` en el margen, subrayándolo tres veces, y añadiéndole un montón de signos de exclamación.

En el mismo artículo Wallace añadió, ‘… nosotros, por lo tanto, debemos añadir la posibilidad de que en el desarrollo de la raza humana, una inteligencia superior ha guiado las mismas leyes (de variación, multiplicación, y sobre-vivencia) para fines más nobles’. Darwin estaba horrorizado. Y le escribió a Wallace diciéndole que discrepaba totalmente con él,9 y en otra carta dijo,` Espero que no hayas asesinado totalmente a tú, y a mi niño’. 10

La `inteligencia superior` de la que hablaba Wallace no era el Señor Jesucristo, el Creador/Salvador Dios de la Biblia,11 pero era una indefinida e indeterminada ‘inteligencia superior/poder’.12 Wallace se había envuelto con el espiritismo, y creía que las almas que morían se podían comunicar a través de los mediums, con gente que vivía en la tierra. Después él se volvió un ferviente asistente a sesiones de espiritismo, donde él creía que recibía mensajes de sus familiares muertos.


El Gran hombre viejo de la miscelánea

Por el resto de su vida, Wallace dio muchas conferencias, escribió cientos de ensayos, cartas, análisis, monografías sobre espiritismo, y temas sociales como el derecho de voto de la mujer (el estaba a favor), vacunación (el estaba en contra), vida en Marte (en contra), libre comercio, socialismo y economía, así como muchos libros. El recibió doctorados honorarios de las universidades de Dublín (1882) y Oxford (1889), así como medallas de algunas de las sociedades científicas. Al principio de los 1990s, él era probablemente el más famoso naturalista Británico.

Cuando Darwin fue enterrado en Westminster Abbey, el 26 de abril de 1882, Wallace fue uno de los que cargó su cajón funerario junto con algunos de los amigos anti-Cristianos amigos de Darwin, Huxley y Hooker.

Wallas murió en 1913, a la edad de 90 años, y el 1 de noviembre de 1915, a pesar de su autoconfesión de ser agnóstico y sus ocultos espiritismos (claramente prohibidos por el Dios de la Biblia), un medallón que contenía su nombre fue puesto en la Abadía de Westminster .


Conclusión

Darwin se dio cuenta que la consecuencia final materialista de la evolución era el ateísmo,13 que fue una de las razones por las cuales lo demoraba una y otra vez de publicar su teoría, hasta ser golpeado desde sus raíces, por Wallas. Wallas, por otro lado, quería consolarse “religiosamente”, pero sin aceptar de que la “inteligencia superior” del Universo es el Creador/Legislador/Juez y Salvador de la Biblia.

Como muchos ahora, él quería consolarse con la creencia de un grato futuro espiritual, sin la necesidad de un salvador del pecado, o la obligación de someterse al señorío de Jesucristo en esta vida, o la siguiente.

Darwin y Dallas estuvieron gravemente en el error no solo científicamente acerca de la evolución (por ejemplo, ninguno de ellos alguna vez mostró como la información de alguna enciclopedia puede presuntamente surgir por algún mecanismo de la evolución), pero también en sus diferentes opiniones de ver la vida después de la muerte.

La Biblia dice, “… le está establecido al hombre morir una vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9:27).y “[Dios] ha designado un día en el cual Él juzgará al mundo con justicia por medio del Hombre a quien Él ha designado. ÉL nos ha dado a todos la seguridad de esto al levantarlo a Él de los muertos” (Hechos 17:31). La buena noticia es que la Resurrección de Jesús es también la seguridad de que podemos conocer el perdón de nuestros pecados, y tener vida eterna por creer en Él (Juan 3:16; 1 Corintios 15).


Referencias y notas


1. Wallace, A., Mi Vida, Chapman Hall, London, 1: 226- 228, 1905.

2. Ref. 1,pp. 233 – 236.

3. 310 mamíferos, 100 reptiles, 8050 aves, 7500 conchas, 13,100 mariposas, 83,200 escarabajos y 13,400 de ‘otros insectos’. Fuentes:Harman, O.S., La evolución de un naturalista, American Scientist en línea., setiembre – octubre 2004, www.Americanscientist.org/template/BookReviewTypeDetail/assetid/35489?&p 18 octubre 2004

4. El estaba especialmente interesado en zoo-geografía y se propuso que una línea divisoria hipotética, ahora conocida como la “Línea de Wallace”, existió entre la isla de Balli y Lombok, y Borneo y la isla del Este , la cual marcaba la extensión oriental de muchos animales de Asia y la extensión del occidental de muchos animales de Australasia.(Ver enciclopedia Británica 12:496,1992).

5. Ref.1,pp.361-363.

6. Barlow, N., La autobiografía de Charles Darwin, Collins, London,pp.121-122.1958.

7. Wallace, A., Ensayo S146:1869, titulado “Sir Charles Lyell en climas geológicos Y el origen de las especies”. Fuente: (www.wku.edu/-smithch/wallace/S146.htm) 18 enero 2005.

8. Wallace de alguna manera aquí estaba distorsionando a Darwin, quien no creía que la selección directa era la única fuente del cambio evolutivo. Después los evolucionistas argumentaron que los órganos podrían ser “pre- adaptados” para una función diferente que era después seleccionada. Ver Gould, S.J.y Lewontin, R.C., “Los arcos de San Marco y los paradigmas de Panglossian: una crítica de un programa de adaptación” eventos de la Sociedad Royal de London, Series B 205 (1161): 581- 598, 1979.

9. Carta de Darwin a Wallace, 14 abril de 1969.

10. Carta de Darwin a Wallace, Marzo 1869. Como esta fue escrita justo antes de la publicación del arrtículo Quarterly Review de Wallace, Darwin aparentemente tenía una buena idea de lo que se venía.

11. Ver Grigg, R., ¿Es Jesucristo el Dios Creador? Creación 13 (3):43-45,1991, ( www.answersingenesis.org/creator )

12. Wallaceç, A., "Notas añadidas a la segunda edición de Contribuciones a la Teoría de Selección Natural (S716:1871). Fuente: www.wku.edu/-smithch/wallace/S716nota.htm 19 octubre 2004.

13. Ver Wieland, C., El mensaje real de Darwin: ¿Lo perdiste? Creación 14(4):16-19,1992, (www.answersingenesis.org/realmessages).

Traducido por Isaac Juárez Carcovich.